miércoles, junio 07, 2006

El relato más corto del mundo

Y cuando abrí los ojos, el Tiranosaurio seguía allí.

3 comentarios:

Dídac dijo...

Evidentemente, es demasiado bueno para ser mío. Pero me apetecía colgarlo, en homenaje a un hombre sabio.

cels dijo...

¿no era simplemente "dinosaurio"?

Danjuro dijo...

La anécdota de la historia es que le dijeron al autor: "oiga usted, eso no es un relato". Y el autor contestó: "claro que no es un relato, porque es una novela".