martes, septiembre 26, 2006

Quiero ser echicero

Sí. Así como suena. Quiero ser echicero. Sin H.

Quiero ser octavo hijo, estudiar en la Universidad Invisible, y, como corresponde, ser completamente inútil.

Porque como dijo el Sr. Ponder Stibbons, al que respeto con todo mi corazón, ser mago consiste en no usar la magia. Eso hace que muchos de nosotros descubramos, en nuestro interior, que siempre hemos sido octavos hijos, y por lo tanto, magos de nacimiento.

Por eso, quiero reivindicar mi derecho a vestir una túnica larga cubierta de sígnos místicos y Runas Recientes. Como la túnica se asemeja demasiado a un vestido elegido con mal gusto, también quiero llevar un sombrero puntiagudo cubierto de estrellas, en el que esté la palabra ECHICERO bordada en lentejuelas. Quiero poder pensar que soy la persona más sabia del planeta, y el derecho a actuar como si lo fuese. Quiero tres comidas abundantes al día en el comedor de la Universidad, y disfrutar del placer de poder lanzar réplicas sarcásticas por doquier como si de bolas de fuego se trataran.

Y hasta que no tenga en mi haber todos esos derechos, me limitaré a escribir a la sombra de mi maestro.

No hay comentarios: