viernes, septiembre 08, 2006

Una canción de soledad

Landelón tocaba el piano en el hall del hotel, mientras el pianista y yo nos tomábamos nuestras bebidas favoritas sentados en la mesa más cercana desde el escenario. Él, whisky con hielos, desde que su mujer murió. Yo, una cerveza sin con limón, desde que Tenhime me prohibió el alcohol.


- La solitudine trionfa- murmuré, mirando los dedos de Landelón bailar sobre el teclado.

- ¿Cómo? – dijo el hombre del piano, a mi lado.

- Es el último verso de un poema. Una amiga me lo recitó hace poco, y tiene razón. La soledad triunfa.

El hombre del piano da otro sorbo a su whisky. Sabe de lo que estoy hablando. Sin embargo, como es mi costumbre, digo algo que todos los de la conversación ya saben.

- Triunfa por encima de la alegría. Por encima de la felicidad. La soledad lo inunda todo, todo lo pinta de ese gris a tonos que te hace empequeñecer.

- Triunfa por encima de la risa. Triunfa por encima de la vida.- añade el pianista.

Landelón, ajeno a todo, sigue con su melodía.

- Da igual lo que tuvieses con ella. Si ella no está, no te queda nada.

- Sólo el recuerdo. El recuerdo pintado de gris soledad. Al fondo brilla la esperanza que no se ha de perder, pero la luz te llega a través del velo de la soledad. Y a este lado, sólo queda vacío y lágrimas.

- Quieres morir, quieres desaparecer, meterte en un agujero oscuro y esperar a que todo pase, a que la existencia cese, a que el dolor acabe. Más allá de la vida, espera el olvido. Quizás la solución esté en esperar.

El hombre del piano deja el vaso vacío sobre la mesa, y se levanta de su silla.

- Hay demasiado que el tiempo no cura.

Avanza hacia el piano, mientras Landelón termina su pieza. El Viajero le deja su sitio al Hombre del Piano, que ocupa el lugar para el que nació, y comienza a tocar una canción.

Una canción de soledad.

2 comentarios:

tenhime dijo...

Es cierto que la soledad puede ser tan poderosa que parezca superar todo lo demas, pero solo cuando son ojos ciegos los que sienten... porque si buscas bien, descubres que alrededor siempre hay alguien que comparte ese sentimiento de soledad y en ese instante, ya no estas solo... y si buscas con aun mas esmero, descubres que siempre hay alguien que quiere e intenta acomodarse en el hueco que hay entre ti y tu soledad, para compartir contigo un mundo donde la soledad ya no gobierne...

Duff dijo...

¿Y si está lejos? En otro país. Sabes que es él, pero no está. y la angustia de tener su contacto se reduce a las palabras, que llenan, alivian, pero...te sientes sola sin su mano por la calle.

http://www.youtube.com/watch?v=JjD4eWEUgMM

(otra canción de soledad ;))