viernes, diciembre 14, 2007

Anuncio

Ayer a la mañana, cuando aún no había amanecido, encontré sobre el césped helado del parque un corazón que alguien dejó allí olvidado. No lo cuidaron bien. Tiene una esquina rota, y se le escapa el sentimiento gota a gota.

Voy a tener que remendarlo, y ponerle un cubo debajo, para que no se pierda nada de lo que de él se escape.

Posibles propietarios, pónganse en contacto conmigo.

1 comentario:

Dídac dijo...

Qué tonto. Todo este tiempo, y no me había dado cuenta de que era el mío.