miércoles, febrero 06, 2008

Anécdota

Cortesía de Sir Ken Robinson


En una clase de dibujo, el profesor se quedó sorprendido de que una de las niñas (de en torno a seis años), que habitualmente no prestaba atención, estaba en este caso atenta y concentrada en su dibujo. El profesor se acercó a ella y le preguntó "¿Qué estás dibujando?". Estoy haciendo un dibujo de Dios, fue la respuesta de la niña. "Pero"- contestó el profesor- "nadie sabe el aspecto de Dios".

A lo que la niña contestó: "Bueno, lo sabrán en un minuto".

9 comentarios:

sir Potato dijo...

¿Como que nadie conoce como es dios?. Yo si:

http://es.wikipedia.org/wiki/Pastafarismo

Adoremos al gran Monstruo Volador de Espagueti

Letichan dijo...

Me encantan los niños.

Dídac dijo...

¡Seguridad! ¡Llévense al Pastafari ahora mismo!

Leti, a mí también me gustan los niños.

Al horno, con una manzanita en la boca, y rodeados de patatas... se me hace la boca agua.

Duff dijo...

Todo seguidor de Kevin Smith sabe que dios es Alanis Morrisette

sir Potato dijo...

Dado que aqui solo responden mujeres y Diego (casi es mi primerito dia, y ademas mi nick no dice mucho de mi sexo, aparte de que lo practico poco).

¿Soy yo, o lo de que a Leti le gustan los niños es una proposición para el señor Diego?

Yäshkia dijo...

La esperanza no es lo último que se pierde.

Es la virginidad: la esperanza se pierde antes.

Letichan dijo...

Matizo: no me gustan los niños porque sí, en general. Los hay que me resultan simpáticos y los hay a los que les daría una patada (y suele coincidir que los padres tampoco me caen bien e incluso me inspiran desprecio).
Pero los que me gustan, me gustan especialmente, precisamente porque son niños. Se aprende mucho de ellos, aunque tienes que quitarte la mentalidad de Gente Grande y ponerte a su altura para entender las cosas verdaderamente esenciales...

Dídac dijo...

Como dijo House cuando cogió Black And Dekker: Vayamos por partes.

Yaskhia... Discrepo. La virginidad suele ser lo segundo que se pierde, sólo detras de la inocencia.

A Sir Potato, mi follonero particular: No caerá esa breva. No me hacen proposiciones tan evidentes ni con mi adorable estatura.

Duffne: Lástima que a los profesores de primaria y a las niñas de 6 años no les guste Kevin Smith. Quien no haya visto Dogma, ya está tardando.

Leti: Pensé en publicarte los dos comentarios y la disculpa, pero... ya tienes a tu "ciudadano" para humillarte en tu propio blog. Buena matización, por todo lo demás.

Letichan dijo...

A propósito del comentario del señor Potato, diré que otra condición indispensable que debe darse para que me gusten los niños es que no sean míos ;-)
Jejeje, gracias Diego. Aprecio en mucho tu delicadeza.