viernes, marzo 21, 2008

Medidas Preventivas

La primera vez que nuestros caminos se cruzaron, cometí un error, y me apiadé de ella.

Estaba aterrorizada en una esquina, empapada en la sangre de su maestro, al que yo acababa de apuñalar por la espalda.
- ¿Por qué?- me preguntó, señalándo los cadáveres de sus dos compañeros- ¿Por qué a ellos también? ¡Sólo eran estudiantes!.

Yo no le contesté entonces, pero cometí un error. Me marché, y no la maté. Aún no sé por qué.

La siguiente vez que nos cruzamos, fue casualidad. Nos encontramos entre los refugiados de Neral, mientras la tromba de meteoritos convocada por el Archimago A'Zhul'On devastaba el palacio, las murallas, la ciudad entera.

- Por eso- le contesté, señalando hacia la destrucción- por eso os mato antes de que seáis capaces de hacer algo así.

7 comentarios:

rua cailín dijo...

Hmmm, ¿y es que esos, sean quién sean, son siempre inevitablemente corruptos? ¿no hay posibilidad de redención?
Only askin'

Dídac dijo...

¿Los magos? Hay que acabar con ellos antes de que lleguen a nivel 5.

A partir de entonces, se hace mucho más difícil proteger al mundo de esos seres, no por lo que hagan, sino por lo que pueden llegar a hacer.

rua cailín dijo...

Pero eso es como decir que hay que asesinar a según que gente desde pequeñitos por si acaso. Y no me gusta. XD La gente no somos malas hierbas. Y seguro que hay magos buenos y justos.

O estás usando metáforas que no entiendo.

Letichan dijo...

Me encanta el título que has escogido para el relato: creo que casan a la perfección.

Duff dijo...

Ey ey ...y eso del libre albedrío? Es como la película Minority report

Cels dijo...

En pro del genocidio de magos, hechiceros y demás calaña...

¿es que nadie lee rechicero?

Dídac dijo...

Esto es un poco de DungeonsFilosofía (mirad la etiqueta, leñe).

A las personas normales se les puede detener una vez han cometido un acto atroz, pero a los magos, llegado un determinado momento de su poder, ¿cómo lo detienes?

Cels tiene razón: ¿Nadie ha leído Rechicero?

¿Libre albedrío? Meando fuera del tiesto, es decir, del tema, cuando alguien posee un arma, lo que se limita es el libre albedrío de los demás.