miércoles, junio 11, 2008

Recitales

El auditorio estaba, esta vez, lleno. El Palacio de Mármol podía albergar a una cantidad considerable de personas, y el Salón de Actos parecía capaz de contenerlas a todas ellas. Un gigantesco telón amarillo dorado cubría el escenario, mostrando así que los Badarienses son poco supersticiosos. El terciopelo rojo oscuro de los asientos de la platea era apenas apreciable en la amalgama multicolor de los trajes de los asistentes, conforme iban ocupando sus localidades a la espera de la actuación de Diana Laguna.

Isabel de Mylene, esto es, la princesa de Badar, nos había reservado un palco en el ángulo muerto del palco Real. Estaba claro: Isabel no quería ver a Alithia ni en pintura. Normal, quien evita la tentación evita el pecado. Sin embargo, en mi estómago crecía una sensación de fatalidad, provocada por dos hechos: la inevitable confrontación Landelón-Princesa, y el hecho de que, en toda la noche, no había visto ni rastro de la hija pequeña del Rey de Badar.

El Extraño me dió un toquecito en el hombro para sacarme de mis pensamientos. Conforme se subía el telón, se apreciaban tres figuras sobre el escenario. Dos de ellas pertenecían al hombre del piano y a su instrumento, una maravilla barnizada cuyo negro resplandecía más que su músico. Y la tercera pertenecía a aquella diva en blanco y negro, la que nos atrajo con su canto de sirena hacía apenas unos días.

- Supongo que la soprendimos ensayando- dijo Landelón, con el tono poco convencido de quien realiza una hipótesis sabiendo que, en el fondo, es falsa. Alithia asiente con la cabeza, hasta que Diana Laguna comienza a cantar.

Ninguna de las canciones que canta son las que había ensayado, si es lo que estaba haciendo. Este recital es distinto. Éste tiene fuerza, tiene drama. Habla de pérdida, pero de esperanza. Hablaba de dificultades, no de simples inconveniencias, pero lo hacía con fuerza y alegría, con el ritmo de quien es capaz de seguir adelante.

El auditorio entero está absorbido por la música del hombre del piano, y por el canto de Laguna. Menos el Viajero.

- ¿Quién está aportando más tristeza?- pregunta- ¿El hombre del piano, o la cantante?
- Supongo que el músico.- le respondo. Alithia asiente, apoyando silenciosamente mi teoría.
- Entonces, ¿ella aporta la esperanza?
- Será.

Los hechos me dan la razón. En el solo de piano, lágrimas brotan de los ojos de la diva, y abandona el escenario con las manos sobre el rostro. Instantes después, un siervo Real anuncia que la actuación seguirá con otros artistas, que fuéramos comprensivos con la situación de la Srta. Laguna.

- De la hostia- dice el Extraño, molesto, a mi izquierda.
- ¿Por qué siempre hace lo mismo?
- Nosotros somos ya inmunes. Pero la tristeza constante del hombre del piano se filtra a través de los poros de los que lo rodean, arruinando sus buenas acciones.- señala el Viajero
- Será idiota...- continúa el Extraño- Si sólo... se quitase esa máscara de eterno perdedor, por un día.
- Perdió a su mujer, tío. No te pases con él.
- ¿Por qué no? Está perdiendo el resto de su vida.
- Pero es su vida, ¿no? Que la pierda como quiera.
- Eso está bien. Pero que no me haga perder la mía.- el Extraño se levanta, y se dirige a la puerta del palco.- Voy a ver si me dejan colarme en los camerinos. Vine por Diana Laguna, y no he tenido suficiente.

La puerta se cierra suavemente, pero todos oímos el portazo emocional, que reverbera dentro de nuestras cabezas como las ondas de un gong.
- Viajero.
- ¿Sí?
- Siempre tiene razón, ¿verdad?
- ¿No le odiabas tú por eso?

17 comentarios:

sir Potato dijo...

Una cosica tio. Dado lo rápido que sube el contador de visitas, y asumiendo que tan solo la mitad son de Sandra (a ver si leemos un libro o algo :P ), tendras que pensarte en serio lo de sacarlo en edición de bolsillo.

Y respecto al relato, poco puedo decir, ya que Tato ha sacado a la luz mi condición de inutil emocional. Ademas, si digo algo sobre algun personaje aparece el contemplador y me dice cosas sobre estatuas, o algo así. :P

Cerealkiller dijo...

Sólo decirte sir potato que tienes razón en dos cosas:

1) Querems una edición tamaño didac (de bolsillo y tal)
2) Ese ojo te mira mal y sólo lo hace a ti.

En cuanto a lo de emocionalmente paralímpico....no creo q seas un "inutil emocional" eso déjaselo a ls profesionales (yo) q saben cagarla en cualkier situación los 365 días al año da igual lo maravillosa q sea la otra persona...

Dídac dijo...

Si edito algo, será de relatos cortos (la guerra de Kumei, el relato más corto del mundo, Relatos de reino de badar...), que poco o nada tendrá que ver con este elenco de personajes (bueno, con Landelón sí, evidentemente)...

Además, estoy trabajando en un proyecto mucho mejor. "Estoy trabajando" significa que avanza a velocidad de estrella de mar...

sir Potato dijo...

Que sepas que el ojo no solo me mira mal a mi. Que os tengo calaos :P

Dathtato dijo...

He de decir que he tenido el privilegio de ver la velocidad de una estrella de mar en un acuero y apuntar meramente el hecho (estúpido x otro lado pero lleno d verdad) que la velocidad de la estrella de mar no es nada desdeñable. Si bien es cierto que se mueve cuando quiere, cuando lo hace (normalmente por hambre o aburrimiento, aunque no sabría decir cuándo se mueve por cada cual) lo hace de forma bastante veloz teniendo en cuenta la velocidad media de entes de igual calaña en el mundo marino. Si es así (vas a velocidad de estrella de mar)en nada verems algo tuyo publicado no? Si tenems en cuentas q estás de exámenes y q en exámenes cualquier cosa es mejor q estudiar, por ello no m cabe la menor duda que pese al tamaño tus zancadas serán de gigante (o de javi, q total, pal caso sir potato).

Despedirme no sin ants comentar que un día debería juntarse el Extraño consigo mismo. (Hacer una cena del Extraño eso SÍ QUE RENDIRÍA). Después de exámenes va bien? (mujeres bien admitidas)

Duff dijo...

¬¬

Dídac dijo...

"No se puede inspirar terror divino en los infieles cuando se es una tortuga. Lo único que se puede hacer es dirigirles una mirada significativa"

- Terry Pratchett, "Dioses Menores"

Duff dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alethea dijo...

Y yo que pensaba que esto era para comentar la entrada en el blog... alguien ha leido la historia??

Dídac dijo...

¿Tu qué crees? Tanta presión para que escriba, y luego no dicen nada...

sir Potato dijo...

Que conste que yo no comento nada por que el escritor del relato ya sabe mi posicionamiento sobre lo que en el se trata.

Pero si interesa mi humilde opinión, no puedo estar mas de acuerdo con el extraño. Solo se vive una vez, asi que malgastarla en un estado depresivo continuo no sirve para absolutamente nada. Entiendo que todo el mundo tiene un bajón de vez en cuando. Es inevitable. Incluso sano. Además, es en esos momentos cuando puedes ver quienes estan ahí realmente cuando los necesitas (y pocas cosas hay mejores que pasar los buenos momentos con aquellos a los que les has hecho tragarse los malos, y han respondido)

Pero si te empeñas en que toda tu existencia es una mierda, no solo te la estas perdiendo, sino que no haces otra cosa que joder la de los demás. Al final la gente se cansa del interminable estado de negatividad que acabas contagiando (que solo hay una cosa que se contagie más que una sonrisa y un bostezo, y es la mala leche). Y supongo que no tengo que recordaros el cuento de pedro y el lobo. Al final, nadie cree que realmente lo estes pasando mal, sino que solo quieres llamar la atención, y todos sabemos como termina eso.

Y ademas, nadie me discutira que es mucho mejor pasarlo bien que pasarlo mal. Asi que por que coj**** estar todo el día amargao sin necesidad. En esta vida, menos la muerte, todo tiene solucción. Asi que es mejor ser feliz mientras puedas, que ya vendra el destino a tocarte la moral.

PD: por esto no comento los relatos. Menudo chorizaco me ha salido

Dídac dijo...

¿Y lo agradecido que está el autor cuando ve que ha acertado?

Dathtato dijo...

sólo decir q sir potato se va a convertir en mi diox...q profundidad d léxico, q bien estructurados sus comentarios, q chorizos d cantimpalo tan bien...casi son hasta sabrosos...

Además d eso he de decir q tienes toda la razón del mundo (eres como una mujer en ese sentido) así q como vas a ser mi diox mataré en tu nombre te haré una estatua y fundaré los potatienses una religión q desmiembra a ls infieles y ls intenta reensamblar cual potato hizo cn nostros....todos cn nuestra máscara de dath vather y nuestro sable d luz...aunq no sé si habrá condones luminosos suficientes para todos los fieles...

Añadir q muchas veces el escritro q Didac nos ofrece x muy bello y sutil al ingenio q sea no es sino un pretexto xa decirnos "hola majo, q tal estás?" un grupo d gente q tiene en común disfrutar cn la buena lectura, lo cual no es xa nada malo y un fin más obtenido cn ls textos de Didac, (al cual creo q poco le importará q discutams dl sexo d ls ángeles...después d todo es sexo).

sir Potato dijo...

tampoco hay que crecerse demasiado :P

Alethea dijo...

Estoy de acuerdo con Sir Potato en que hay que ser optimistas y ver el lado bueno de cada día, pero tampoco hay que ser tan drástico, todo el mundo tiene un mal día. Si se repite, entonces vuelvo a estar de acuerdo contigo. Pero no te la daré del todo nunca, porque no quiero!! :D Dídac, este relato me recuerda cosas...

Duraglar dijo...

Muy de acuerdo con todo lo que decis, yo misma soy claro ejemplo, bueno, era xD, que ahora voy riendome por los rincones y hasta mi ropa lava mas blanco

¿por qué?

Pues no se, porque llega el momento y la verdad te ciega, xD pero realmente es comprender las cosas, yo me frustro si no entiendo como funciona lo que hay a mi alrededor, sea el microondas, el sistema de correos, por que se tuesta la carne o que es el amor y porque se acaba.

Creo que no encontrar una respuesta o una explicación es lo que nos mortifica. Al menos en mi caso.

Por otro lado pocholos, a ver cuando bajais a Valencia xD, estais invitados!

Dídac dijo...

¡¿Quién eres y qué has hecho con Duraglar?!

Gracias por aportar tu granito, a tí y a todos los que arriba se han puesto a pelear por cuatro letrajas mal puestas...