sábado, julio 26, 2008

Otro Lugar Mejor

Cuando el padre de Sara murió, Landelón me contó uno de sus mayores miedos.

"No importa cuánto haga un hombre en su vida, sino cuánto no haga. Si en algún otro plano de existencia los espíritus de los caídos se alimentan del poder de los recuerdos que los vivos conservan de ellos, dictadores, tiranos y asesinos serían más poderosos que aquel amable señor que te abría la puerta del ascensor o aquel chico que te prestaba los apuntes en el instituto y que murió atropellado tres días antes de la graduación"

- Landelón, ningún compañero mío murió atropellado tres días...
- Era una metáfora.
- Ah.

"Como iba diciendo, el poder del recuerdo se obtiene de una forma más sencilla haciendo el mal que haciendo el bien. Si mi teoría es cierta, si existe ese plano donde el recuerdo de los vivos es el poder de los muertos, entonces ser un auténtico villano no sólo compensa en la vida, sino que también compensa en la muerte. Imagina el poder del Hitler, o de Stalin, comparado con la de aquella chica que nunca hizo mal a nadie y que viajó hasta el Congo para ayudar a los más necesitados con un ONG porque no tenía otra manera de sanar a un mundo que ella consideraba herido".

- Landelón.
- ¿Si?
- ¿Cómo puedes creer en algo tan desesperanzador?
- Cuando alguien muere, los demás nos tranquilizamos unos a otros diciendo "Están en Un Lugar Mejor". Pero, por un momento, imagina que no es Un Lugar Mejor, sino simplemente en Otro Lugar. Compensaría ser un canalla en cada una de tus vidas, indiferentemente de castigos divinos o reencarnaciones inferiores.
- ¿Ser un canalla compensa?
- La mayor parte de las veces.
- ¿Y qué hace que no lo seamos los demás?
- La esperanza de que, tarde o temprano, compense ser bueno.
- ¿Tarde o temprano?
- No te engañes. Toda la esperanza de que exista Un Lugar Mejor es inútil si no crees que tu recompensa va a llegar antes de que te mueras. Si no, la bondad sería como un seguro de vida: tienes que morir para cobrar tu inversión. No, no, Dídac. La gente buena desea que los demás sean buenos con ella, porque así han sido con los demás. No lo hacen por miedo a una azotaina de Dios, sino a modo de inversión.
- ¿Y entonces, para qué serviría Un Lugar Mejor?
- Para aquellos casos en los que ser bueno resulta ser una mala inversión.

15 comentarios:

Alethea dijo...

Me temo que, aunque algo de razón tiene, cuando uno es bueno, muchas veces acaban aprovechándose los demás de ello, tratándolo como si fuese una debilidad. Ser demasiado bueno, hoy en día, te acaba haciendo débil frente a otras personas.
También es verdad que la gente buena tiene mejor calidad de vida que el que es malo. O no? Tendría que ser así...

sir Potato dijo...

Tendría, pero no lo es. Esta claro que compensa ser un autentico hijo de puta en todos los aspectos de la vida. Si no, pensad todos en el clásico amigo trozo de pan que todos tenemos. No tiene éxito con las mujeres (y no me tireis de la lengua en este tema, que me sangra la úlcera). En el trabajo-estudios, todos le toman por el pito del sereno. Pero lo peor es lo que comenta Alethea sobre que nos aprovechamos de esas almas candidas para cumplir nuestros “deseos”. Pensad ahora en el clásico hijo de puta. ¿A que no le va tan mal?

Pero no es solo por este aprovechamiento vil, sino a nivel balanza kármica por lo que merece la pena ser un cabrón durante toda la vida. Si todo lo que haces es esparcir el mal cual ente caótico, no importa lo que te pase. Con que te pase algo bueno en la vida siempre tendrás un saldo positivo en cuanto a lo que recibes y lo que te mereces. Sin embargo, si es al revés (eres un trozo de pan que no hace nada malo), tu balanza siempre estará en un saldo negativo (en algún momento te pasará algo malo). Sabemos que nadie se encuentra en los extremos, así que la frase exacta es que merece mucho más la pena estar encaminado al mal que al bien.

Por suerte o por desgracia, las personas no solemos tener en cuenta esta balanza, y aunque sepamos que delinquir compensa, no solemos dedicarnos profesionalmente a estos menesteres (vendita conciencia). A pesar de que sepamos que ser un hijo de puta … compensa.

Letichan dijo...

Me ha gustado mucho, pese a ser desperanzador. Además, tanto tú, como Alethea, como sir Potato-Vader tenéis razón en gran parte de vuestras afirmaciones.

De todas formas, hay un matiz importante desde mi punto de vista que no se ha mencionado: las personas buenas, cuando actúan, obtienen su recompensa de forma inmediata: les llega en forma de satisfacción por haber sido consecuentes con sus inclinaciones y tendencias naturales. Quien de manera espontánea realiza una buena acción, se siente bien de inmediato. Es como los puntos de FV de voluntad de Vampiro...

Alethea dijo...

Entonces yo tengo montones de puntos de esos de vampiro de la vida real! Jajaja...
Sir potato, tienes razón, pero es verdad que si no fuésemos buenos, no seríamos nosotros. Tú como HDP no pegas... no serías tú, no te querría tanta gente

sir Potato dijo...

En eso radica lo malo (o bueno, segun se mire). Aun a sabiendas de que el mal compensa, cada uno es como es, y no puede cambiarlo por que le apetezca. El que es tonto de bueno, lo será siempre, y el que es un listillo por cabron, tambien.

Rua Cailín dijo...

No sé. Me parece bien ser bueno si quieres serlo. Pero también creo que mucha de la gente que dice que es buena (y que se suele llenar la boca de decirlo) tiene una forma muy rara de demostrar su bondad. No conozco gente más cruel que ciertas personas que van por ahí haciéndo ver que son muy buenas.

Yo no soy buena, pero tengo la decencia de reconocerlo. XDD

Rua, disléxica ocasional dijo...

Y haciendo no lleva tilde. Haciéndose, sí. Argh. Perdón.

Dathtato dijo...

Creo que nadie es "objetivamente" bueno ni malo, todos tenemos un poco de ambas y en ciertos momentos reluce una de las dos caras de la moneda que somos. Otra cosa es que para ciertas situaciones la probabilidad de mostrar una de ellas sea mayor que la otra o que elijamos una u otra. Pero todos tenemos un punto bueno y uno malo. Hay quien lo muestra hay quien no y desde luego cada uno elige potenciar el que le place (o el que cree mejor en cada situación)

Yazston dijo...

En mi opinion, todos tenemos nuestras propias percepciones de bien y mal, por lo que son conceptos muy ambiguos.

Si te dijeran que por matar a 100 personas en un esperimento salvas a 100 millones ¿eso es algo bueno o malo?. Conceptos de bien y mal, blanco y negro, luz oscuridad, no existen, esta el gris.

Cada cual se puede considerar bueno o malo, cabron o angelito, son solo conceptos que nos damos nosotros mismos, para demostrar que al final somos seres humanos imperfectos. Algunos mas que otros.

Amarthcaran dijo...

hombre, siempre hay ciertos conceptos universales, y siempre hay ciertas cosas que cuando las haces, piensas "joder, me ha costado,pero lo he hecho bien" o "mierda!la he cagado, y he actuado mal"
Asi, dentro de unos conceptos educacionales, y un poquito de lógica, solemos saber si somos generalmente "buenos" o "malos"
Y yo creo que compensa ser bueno, generalmente, terminan poniendose las cartas sobre la mesa, y lo que he podido observar, cuando he visto a alguien haciendo el mal deliberadamente, frente a otro haciendo el bien, aunque en un principio ganase el malvado hijodeputa, al final el karma volvía a su sitio, la balanza se equilibraba, y el bueno tenia las de ganar,asi que chicos, haced caso al angelito y repartid el bien por el mundo(y luego,conquistarlo muahahahaha)

Mere dijo...

Pero siendo mala, desde mi punto de vista (ya que como han dicho lo de la bondad y la maldad es suuuumamente abstracto) no podría dormir tranquila. No me compensa :D.

Alethea dijo...

Creo que confundimos conceptos del bien o el mal, que no son lo mismo que la bondad y la maldad. No es lo mismo hacer algo mal, que ser malo, que hacer algo con maldad. No lo veo. La balanza kármica hace y hará cuentas con todos al final

Rua Cailín dijo...

Pues a mí me llaman cruel casi a diario y duermo como una bendita...
Porque me limito a no traicionarme a mí misma, no a cumplir las expectativas de bondad de los demás. ^^

Mewi dijo...

Os odio.

A todos.

Pegaros un tiro.

Eso si, con todo mi amor.

^^

Dídac dijo...

Predica con el ejemplo, Marion.