domingo, agosto 24, 2008

La curiosidad no sólo mató al gato

El conocido galeno de Talabheim, Hugart von Tempelstaff, conocido por su profundo conocimiento y estudio de los trolls, consiguió tras muchos esfuerzos capturar un espécimen de troll con vida y lo dividió exactamente por la mitad para comprobar cuál de las dos partes se regeneraba. Von Tempelstaff murió poco después al obtener un éxito extraordinario en el experimento, cuando ambas mitades regeneraron un troll completo.

3 comentarios:

sir Potato dijo...

De todas formas, creo que es importante conocer si cargaba paquete el troll, y si lo hacia mucho o poco, para ver hasta que punto fue dificil cortarlo exactametne por la mitad

Sir_Op dijo...

Ojalá todo acto estúpido fuese recompensado de igual modo, así la selección natural sería mucho más eficiente. Si bien es cierto que al postular esto reduzco mi esperanza de vida de meses a minutos XD

Alethea dijo...

Acabo de recordar la imagen mental que tengo de Amathcaran atacando cual fiera/troll... Aunque ella lo hubiese hecho con amor...