jueves, octubre 09, 2008

Lágrimas en mi jardín

Mentiría si dijese que no tengo a nadie en mente cuando escribí este boceto de canción. No me he parado a repasarla, lo cual la convierte precisamente en lo que es: un garabato inacabado. Supongo que su cantante, dado que la voz es femenina, la pulirá antes de que llegue el momento de cantarla. Porque, como dice el Dr. Manhattan, esta historia está ocurriendo. Pero se la estoy escribiendo a su protagonista, un par de meses en el pasado, para cuando ella tenga que cantarla.

=========================
Cuando dices entre sollozos
'no lo entiendo, qué hago mal'
me doy cuenta de que al final
de todo no te puedo culpar.

No te lo puedo explicar.
Pasan las cosas y los días.
La gente no cambia,
pero los fuegos se enfrían.

Y podrás seguir regando
de lágrimas mi jardín,
pero eso no conseguirá
hacerme ser feliz.

El futuro espera que actuemos,
desea que nosotros hagamos
las cosas que debemos hacer.
El destino escrito por otras manos

No puedo seguir a tu lado
sabiendo que voy a perderte.
Prefiero herirte ahora
en lugar de retenerte

Y podrás seguir regando
de lágrimas mi jardín,
pero eso no conseguirá
hacerme ser feliz.

Otro día seguirá al mañana,
ambos seguiremos vivos.
Yo miraré con ojos claros,
tu reirás con tus amigos.

Sé feliz, eso deseo;
que nadie vuelva a herirte.
Encuentra algo que te apasione,
un sitio al que dirigirte.

Me encontrarás en mi futuro
que me aguarda ahí delante.
Quizás si creces entenderás
que no pude esperarte.

Y podrás seguir regando
de lágrimas mi jardín
pero eso no conseguirá
hacerme ser feliz
==========================

No hay comentarios: