miércoles, diciembre 10, 2008

Dramatis Personae (II): Ellas

Fátima:

Detrás del velo negro de Fátima se encuentra una hassassiyyin, miembro de un culto de asesinos de más allá de Neral. Fátima es el auténtico amor de Landelón, la mujer que posee su corazón y en cuyo regazo descansa la esperanza de Dídac de que el Viajero deje la vida errante. Fátima trató de casarse con Landelón, lo que provocó la fuga de éste. Furiosa, juró asesinarle, y a pesar de que llegaron a una tregua, de vez en cuando trata de matar al Viajero, como para tratar de arrancárselo del interior.

La hija pequeña del Rey de Badar:

No es una princesa, y a Landelón le costó una reprimenda real aprender este hecho. Después de conocer al Cuentacuentos en su primera visita a Badar, fue su amante una temporada, a su vuelta, encandilada por los relatos de más allá del mar que éste le contaba. De la misma forma que nunca superó su partida, nunca está preparada para tenerle; una mezcla de miedo e inmadurez la mantienen alejada del Cuentacuentos, pero los encontronazos esporádicos de ambos suelen terminar en apasionadas veladas.

Tenhime:

Seudónimo con el que Dídac llama a su, ahora ex, novia. Originaria de Hong Kong, auditora internacional, workaholic, tierna y cariñosa, nunca superó los celos por esa parte del corazón de Dídac que pertenece a la hija pequeña del Rey de Badar. Solía ausentarse largas temporadas, lo que daba arranques de soledad y melancolía al Cuentacuentos, pero le permitían centrarse en escribir y en pasar el rato con sus curiosos amigos.

Inés:

Desdibujante, Artrista, Inés pinta y dibuja instantáneas de la vida con una facilidad y una precisión pasmosa. Con un gusto dudoso para escoger pareja, Inés acaba consolándose en brazos del Extraño, quien la ama y la odia casi a partes iguales. Tiene esa parte de bohemia y desequilibrada que debe poseer todo artísta de talento, y su mayor problema es que no está segura de saber ser feliz.

Largoyconunavocal:

Sanadora badariense, amante de Yanroud durante un breve lapso de tiempo, cocinera excelsa y en general joven de gran corazón, pero poca coordinación. Su torpeza se ve compensada por su cariño desbordante, y por esas ocasiones en las que ayuda a Dídac a cuidar de Helena.

Helena:

Hija del hermano de Dídac, y por lo tanto, su sobrina. Es la mujer de su vida, como él mismo dice constantemente, la principal consumidora de sus cuentos, aquella que más cariño le da y la última persona en la que el Cuentacuentos pensaría antes de morir. Curiosa, pizpireta y descarada, Dídac la considera su legado, al haber asumido que no dejará otra descendencia.

Isabel Mylene, Princesa de Badar:

Hermana de Yanroud, Isabel quedó profundamente prendada del Viajero desde la primera visita de éste a Badar. Furiosa ante su errante modo de vida y su constante negativa a quedarse en Badar a su lado, envió a los Capas Plateadas tras él por todo el mundo, lo que provocó que el Viajero lo fuese aún más. Es una mujer hermosa y elegante, pero no le gusta que le digan que no.

Elisa:

Hija del príncipe de Neral, fuerza de la naturaleza, avatar de la esperanza, Elisa viene a ser para Yanroud lo que Fátima a Landelón o la hija pequeña del Rey de Badar a Dídac. La única mujer que consiguió hacer que dejara el latrocinio, Elisa es una sirena de aire, como lo fuera su madre antes que ella, y con cada cambio del sentido del viento se ve obligada a moverse, arrastrada por las corrientes de aire, lo que terminó por llevar a mal final su relación con el Mejor Ladrón del Mundo.

Aayla:

Amiga de Tenhime, escritora amateur, también originaria de Hong Kong. Necesitaba un cambio de aires, y optó por acudir al piso en el que Dídac y sus compañeros suelen perder el tiempo. Fue seducida por Landelón en poco tiempo, pero afortunadamente para ella, se marchó antes de enamorarse del mismo.

Alithia Wellington:

La más joven de las conquistas del Viajero. Pequeña y silenciosa, Alithia no tiene voz, ya que le fue robada de manera desconocida para Dídac. Inquisitiva, curiosa y con cierto aire infantil, el Cuentacuentos la toma bajo su protección después de que el Viajero terminase su relación al encontrarse súbitamente con Fátima en Badar, durante un concierto de Diana Laguna.

Irene:

Antigua compañera de clase de Dídac, quizás de las pocas personas que el Viajero no ha logrado conquistar. Alta y con una sonrisa deslumbrante, no es una belleza de aquellas que te obligan a girar la cabeza a su paso, pero posee algo que hace que el Viajero no se la pueda quitar de la cabeza.

Diana Laguna, diva:

La cantante más famosa de la región de Badar, aunque Dídac no la conocía hasta hace poco. Una mujer de pasado misterioso y maravillosa voz, que comparte un secreto con el Extraño.

Silvia:

Vieja amiga del Cuentacuentos, casi siempre por la cuenta que le trae a ella. Es de esa clase de personas que desaparecen de tu vida cuando las cosas le van bien, pero aparecen mostrando un tremendo interés por recuperar el contacto cuando han sufrido un desengaño amoroso, comienzan a sentirse solas, o necesitan dinero. Afortunadamente para Dídac, Silvia no lo hace por malicia, sino por simple y sincera despreocupación por el destino de su amigo.

No hay comentarios: