lunes, diciembre 29, 2008

Solterías

- Ey, tú.- dice el Clasificado. Como lo dice mirando en dirección a mi silla, supongo que se está refiriendo a mí, así que opto por responder, ya que no conviene soliviantar a alguien habituado a llevar una armadura de placas ceremonial de dos cifras de peso en kilos durante todo el día.
- ¿Sí?
- El Viajero... ¿cuánto tiempo lleva con esa assas...hashash... hassasash...?
- ¿Hassassiyyin? ¿Con Fátima?
- Sí, con ésa.
- Oh, pues es difícil de decir. Cuando yo le conocí ya se habían conocido, e incluso cruzado una o dos veces, pero no fue hasta la primera vez que fuimos a Kumei cuando la cosa se puso seria, y Landelón se marchó.
- No nos conocíamos en esa época- dice el Extraño.
- No, aún no. Ni siquiera conocía a Yanroud, aún. Llegó poco después.
- ¿Habías venido ya a Badar?- pregunta Largoyconunavocal.
- Tampoco. Creo que Landelón ya lo había visitado una vez, pero aún no se había encontrado con la princesa Ysabel, y los hechos que han hecho que nuestro amigo Capa Plateada esté hoy aquí no habían ocurrido. Ni siquiera había conocido a Tenhime. Éramos los dos tan felizmente solteros...
- Sí- dice el Extraño, cogiendo su cerveza- porque ahora somos todos infelizmente solteros.

No hay comentarios: