jueves, abril 02, 2009

Primavera

Salvo arrimar el hombro y mostrar apoyo, realmente hay poco que hacer con alguien hundido. Debe ser él quien encienda la chispa para avivar el fuego, y sólo cuando lo hace los demás podemos soplar para que las llamas se eleven grandes y fuertes.

Mi habitual terapia para la depresión incluye paseos y conversaciones ajenas al problema, para evadir la mente, salidas nocturnas, para desahogar el alma, y resacas dolorosas, para que el deprimido toque fondo y se reconstruya desde las cenizas. Es de sabios reconocer que no es la mejor terapia del mundo, pero siempre será mejor que ninguna.

Este caso me lleva a planetarme incluso la vericidad de mi última afirmación. En Abril, cada tarde de sol proyecta a los enamorados de Pamplona al césped del parque Yamaguchi, que se convierte en una plantación de arrumacos y besos, de hormonas y polen, hermosa para los enamorados y desagradablemente explícita para los portadores de un corazón en cenizas.

El Extraño trata de apartar la mirada de cada pareja empalagosa del parque, pero allá donde descansa su mirada hay dos jóvenes en edad del pavo dándose el lote. Antes de que le dé una arcada, Landelón trata de que vea la poesía del momento.

- Ah, Extraño, míralos. Quien los vea así diría que van a estar juntos para siempre. ¿Acaso hay algo en este mundo que una más que el amor?
- El pegamento- responde el Extraño, con un encogimiento de hombros, antes de levantarse del banco, y huir hacia el baño de cualquier cafetería.

6 comentarios:

Metalia dijo...

-¿Un enlace covalente, quizá?

Letichan dijo...

Son muy típicas las salidas cínicas como medio de autoprotección...

Me ha gustado la descripción del ambiente. La encuentro muy plástica :)

Alethea dijo...

Hay muchos tipos de amor. No hay nada que una más. El pegamento no es infalible, y el más cínico me dirá que el amor tampoco. Pero si el amor viene de muchos lazos, es más fuerte que el "amor" a secas. Como el pegamento: si es super-glue, ya tiene más probabilidades de pegar que el "glue" a secas.

Solitaxlacalle dijo...

Me alegro de no estar cerca de ese sitio lleno de babas...

Me voy con mis cenizas a otra parte...


solitaxlacalle.

Anónimo dijo...

Mi habitual terapia para la depresión incluye paseos y conversaciones ajenas al problema, para evadir la mente, salidas nocturnas, para desahogar el alma, y resacas dolorosas, para que el deprimido toque fondo y se reconstruya desde las cenizas. Es de sabios reconocer que no es la mejor terapia del mundo, pero siempre será mejor que ninguna.


seguire tu terapia...
L

Dídac dijo...

Me alegro que te guste. Si estás para quedarte, bienvenida seas. Si no, vuelve pronto.