jueves, mayo 27, 2010

Escarchandras Chinas

No había estado en China desde que me dejó Tenhime. Nunca me había alejado mucho de Hong Kong, pero después del que encontrarme al Viajero y al Extraño en Badar, decidí que queríamos ver Pekín.

- Me he dado cuenta- comenta el Viajero mientras coge hábilmente un trozo de calabaza frita con los palillos.- de que todas las tiendas que venden un producto están unas al lado de otras. La competencia debe ser feroz.
- Ahá- respondo ausente, revolviendo las verduras de mi plato hasta marearlas.
- Dado que aquí todo es negociable, si no ofreces un buen trato, puede irse a la tienda de al lado.
- Aham...
- Salvo, claro está, que el dueño de todas sea el mismo..
- Aham...
- No me estás escuchando, ¿verdad?
- Ahám. ¿Qué?
- Ella no está aquí, Dídac.
- ¿De qué estás hablando?
- Da igual en cual de tus dos mujeres estés pensando ahora, déjalas atrás. Relájate, estás en China...
- Sabes que no puedo.
- ¿Sabes qué es una escarchandra?
- Ilumíname.
- La escarchandra es un ser supuestamente mítico que habita en Maan. Se alimenta de seres congelados, lo que le obliga a desplazarse a lo alto de las montañas o a regiones árticas en busca de alimento. El problema de la escarchandra radica en que se asemeja mucho a una boa: devora entera a su presa, y luego permanece quieta mientras la digiere.
- No veo el problema.
- Si la escarchandra engulle a una presa demasiado grande, pasa tanto tiempo quieta que muere congelada, convirtiéndose en comida para otra escarchandra. Por tanto, una escarchandra que quiera vivir mucho sabrá cuándo ha de comer, y cuándo algo es demasiado grande como para digerirlo de golpe.

No hay comentarios: