jueves, mayo 20, 2010

Hasta nivel cinco es lo más duro

- ¡Oh, Dioses, ayudadnos!

Los campesinos gritaban aterrorizados mientras el monstruo de origen misterioso arrasaba la aldea. Nadie se atrevía a hacerle frente. Era un pueblo necesitado de un héroe.

- ¡Atrás! ¡Yo me encargaré de él!

El sacerdote, líder de la comunidad, miró hacia el héroe que acababa de aparecer. Su armadura de escamas resplandecientes, escudo recto y sin mella y su mano alrededor de...

- ¡Por todos los Dioses... es... es...!
- ¡Sí! -bramó el guerrero- ¡Una espada Dejadora en Coma de Dragones!

- ¿Dejadora en Coma?- el sacerdote enarcó una ceja. El guerrero se encogió de hombros, a modo de disculpa.
- No tiene ni idea de lo caras que salen las espadas Matadragones, Padre. Algunos nos tenemos que conformar con algo más modesto...

1 comentario:

Alethea dijo...

¿Dónde está el botón de "me gusta"?