martes, enero 31, 2012

Berdades y Vrindis

- La verdad sobre la inmortalidad de los elfos - me confesó el mago una noche de borrachera - es que la hembras elfas son inmortales hasta que dan a luz al primer bebé, y los machos son inmortales hasta que les metes un palmo de acero en el pecho.
- Brindo por eso - añadió el enano, igualmente ebrio, a mi derecha.

No hay comentarios: