jueves, febrero 23, 2012

Destacamientos (y II)

- Hm... ¿Qué hace un esquimal como tú en un iglú como éste?
- Es lo mejor que se te ha ocurrido, ¿verdad?
- Reconoce que al menos nadie te lo había preguntado jamás.
- Realmente sí, pero no con esas palabras.
- ¿Ah sí? ¿Con cuáles?
- Ehm... "Estudias o trabajas", "Te conozco de algo", "Quieres rollo conmigo"...
- Yo no te he preguntado eso.
- Sí lo has hecho, pero no con esas palabras.
- La interpretación es libre. Los hechos son que lo que yo te he preguntado es qué haces aquí.
- Acompaño a una amiga. Escucho música.
- Libre interpretación de nuevo. Yo escucho ruido. ¿Vamos fuera a hablar?
- ¿A hablar o a discutir?
- Lo que mejor te parezca, realmente. Estoy en condiciones de disfrutar las dos cosas.
- Eres muy raro, tío.
- Extraño es la palabra con la que suelen dirigir a mí.
- Joder, qué frío hace aquí fuera.
- Toma, ponte esto.
- No hace falta.
- Realmente sí. Estas temblando de frío.
- No me gustan los gestos caballerosos.
- ¿No? Creía que a las mujeres os gustaban los gestos de atención.
- Nos gusta que nos presten atención, sí. Pero es sexista.
- ¿Disculpa?
- Me parece súper machista la imagen de la princesita que se deja proteger constantemente.
- No entiendo por qué. Hay hombres que dependen completamente de sus parejas.
- Pero es diferente.
- No lo entiendo.
- Las mujeres hemos estado abajo durante cientos de años.
- Más que abajo, yo diría detrás.
- ¿Detrás?
- Siempre han existido mujeres poderosas. Pero siempre han llevado a cabo sus grandes acciones manipulando a los hombres del primer plano.
- ¿Estás diciendo que somos manipuladoras?
- ¿Estás diciendo que no lo sois?
- No. No todas. Bueno, algunas.
- O sea, que algunas no lo son. ¿Más, o menos del cinco por ciento?
- ¡Yo qué sé!
- Una lástima. Parecías tan segura...
- Eres un capullo.
- No entiendo por qué.
- ¡Si os manipulamos es porque os dejáis manipular!
- Eso sería como decir que los que abusan lo hacen porque los demás se dejan abusar.
- ¡Es distinto!
- No veo en qué.
- En que... oh, a la mierda, me voy dentro.
- ¿Ya sin argumentos?
- No, pero... ¡paso de perder el tiempo contigo!
- ¿Perderlo? ¡Si yo me lo estaba pasando de miedo!
-...
- Ey, Extraño, ¿qué tal con la amiga de Gloria?
- Creo que no nos entendemos. La he invitado a discutir, y cuando hemos discutido se ha enfadado y se ha ido dentro.
- No te esfuerces mucho. Nadie las entiende.
- Creo que ha conseguido su objetivo. Creo que voy a entrar a disculparme.
- ¿Disculparte por qué?
- Tampoco estoy seguro de por qué.

2 comentarios:

Iosu Palacios dijo...

XDDD

Smartita dijo...

Muy bueno, me he reído al leerlo. Y aunque lo leí el otro día, te comento hoy, que si no refunfuñas :P