miércoles, abril 04, 2012

Cremalleras

Me gustan las cremalleras. Es un hecho poco conocido, pero no por ello menos cierto. 

Me gustan las cremalleras porque cuando deslizas el cierre y se abren suavemente me embarga una extraña sensación de victoria. Porque abrir una muy despacio, acompasando mi respiración, me ayuda a relajarme en días de estrés. Porque se abren como párpados perezosos para mostrar el tesoro que hasta hace un instante ocultaban al mundo. 

Me gustan las cremalleras porque son una de esas cosas pequeñas de la vida que hacen su trabajo sin esperar reconocimiento por tu parte. A ellas no les importa que no les agradezcas la tensión que sufren, puesto que siempre tendrán la satisfacción del deber cumplido. 

Me gustan las cremalleras. Especialmente la que recorre tu vestido, por la espalda, de arriba abajo .

2 comentarios:

Aaricia dijo...

Puedes no mostrarles reconocimiento, pero nunca olvides que las cremalleras siempre podrán vengarse en forma de pellizco si lo creen necesario.

Letichan dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=xTsyoYcXZEo

Las cosas pequeñas son muy importantes.