jueves, mayo 24, 2012

"La cabeza del taxista"

La cabeza del taxista descansaba en el cubo de la basura, cubriéndose de desperdicios entre el ir y el venir de los pinches de cocina. Al otro de la puerta de servicio, la joven promesa de la cocina vasca volvía a sorprender con sus pintxos de novedosos sabor.

3 comentarios:

Letichan dijo...

Me gustan los cuentos con dosis macabras.

¿Has visto Delicatessen? ;-)

Raisah dijo...

A mí me recuerda al Boñar de León X_x
Pero tiene su punto Delicatessen sí :D

Sag83 dijo...

Después de ganar el concurso de comer un cocido, la cabeza del taxista me parecía un garbanzo.