miércoles, octubre 30, 2013

Miedos nocturnos.

 
La Hija pequeña del Rey de Badar nunca termina de irse de mi cabeza. Sigo sintiendo sus labios sobre mi piel, cada noche. Su voz aún me susurra.

- No es malo vivir tu vida como si fuera un sueño, Cuentacuentos. Pero si despierto sueñas, ¿qué te queda para cuando duermes?

viernes, octubre 25, 2013

Facetamoramientos

Cuando el Extraño comenzó a salir con la Pareja, le dije, en lo que yo creí que era un arrebato de sabiduría:

"Cuando empiezas a salir con alguien, sólo ves una faceta suya, pero conforme le vas conociendo, tu perspectiva se agranda, como si antes vieras sólo una cara del diamante, y al alejarte con el tiempo vieses el diamante entero, con todas sus facetas".

Pues bien, el otro día entró en mi cuarto mientras yo estaba escribiendo y me dijo:

- El diamante entero es horrible. Tiene más defectos de los que esperas, es celoso, posesivo, maniático, cambia de humor abruptamente y posee una indescriptible capacidad de infligir un sentimiento de culpabilidad sin ninguna base racional.

Y se marchó, cerrando la puerta a sus espaldas, sin darme margen a replicar. Me quedé allí sentado, con la boca abierta y un dedo sobre la letra "e". No supe que decir en ese momento. Así que me levanté y me acerqué a su cuarto. Llamé con delicadeza y me asomé de la manera que se asoma uno cuando espera ver un arma cargada al otro lado del umbral.

- ¿Pero te gusta?

Desde su silla, me miró perplejo, como si no supiera de lo que le estaba hablando.

- ¿No he dejado claro que sí?